¿Está mi pareja lista para tener un bebé?

¿Está mi pareja lista para tener un bebé?

6016 4016 Carmen Meixide

El hecho de que las mujeres sepamos que a partir de los 35 años se nos va a empezar a complicar el poder quedarnos embarazadas hasta llegar a convertirse, en apenas diez años, en algo casi imposible, se convierte en una de las razones principales para sentir apremio ante la idea de concebir un bebé. Especialmente cuando comenzamos a rondar los treinta y tantos. Este “reloj biológico” no lo tienen los hombres, quienes aunque en mayor o menor medida puedan ser conscientes de la realidad biológica de sus parejas, no tienen ese apremio.

Quizá tú estés segura de que ha llegado la hora de tener hijos, y sabes que los quieres tener ya, pero ¿está tu pareja lista para dar este paso? Decidir tener un bebé en pareja es algo que os responsabiliza e incumbe a los dos y por lo tanto, una decisión que debe tomarse de manera consensuada y sin titubeos por ningún lado. Por eso, antes de comenzar las búsqueda párate a analizar vuestra situación: ¿estáis los dos en el mismo barco?

¿Está mi pareja lista para tener un bebé?

Uno de los factores más importantes que debes valorar es cómo es vuestra estabilidad como pareja, e incluso como es su estabilidad emocional. Hay quienes piensan que tener un hijo es una buena idea para solucionar esos problemas que hacen que la pareja siempre se esté rompiendo y volviendo a juntar.

Puedes pensar que un bebé es suficientemente importante como para uniros como pareja, sin embargo, esta premisa puede incurrir en un gravísimo error: un niño no da estabilidad, la estabilidad tiene que estar ya antes de que llegue el bebé. Es más, el desgaste físico que supone cuidar a un bebé, la cantidad de privaciones a las que os someteréis -como individuos y como pareja- y las muchas decisiones conjuntas que habréis de tomar, requiere que partáis de ser una pareja unida, nunca inestable. Un bebé, lejos de unir a una pareja que anda yendo y viniendo la separará aún más, y lo que podría terminar como una bonita amistad, tiene más papeletas de convertirse en una desagradable relación con un niño de por medio.

También es importante saber si la paternidad es algo prioritario, al menos en este momento, en su vida. Un bebé afectará completamente a vuestra vida en pareja, por eso, tener claro que estáis los dos igual de comprometidos con la maternidad/paternidad es fundamental para poder atender a los constantes requerimientos del bebé y al buen devenir de ambos.

Si las actividades de ocio son muy importantes para él, estad seguros de que éstas son compatibles con la llegada de uno más. Los bebés tienen comidas regulares, siestas, necesitan que se les cambien los pañales, ciertas rutinas… si notas que sus aficiones y vida social son completamente contrarias a la vida con un bebé, seguramente le vaya a costar llevar con buena actitud esta situación.

La comunicación entre una pareja siempre es importante, pero se hace fundamental ante la decisión de tener descendencia. Hablar abierta y honestamente sobre este tema, escuchar las preocupaciones de cada uno y sobre todo, darse cuenta de si estáis los dos igual de preparados y decididos ante un paso de esta magnitud es lo primero que debéis hacer antes de comenzar a intentarlo.