¿Qué frecuencia sexual hay que mantener durante la ventana fértil?

¿Qué frecuencia sexual hay que mantener durante la ventana fértil?

1080 768 María Blanco Brotons

La realidad está sobre la mesa: sólo durante unos seis días al mes vas a tener oportunidad de quedarte embarazada. Aunque hacer el amor es algo precioso que debemos hacer cuando nos lo pida el cuerpo, si lo que de verdad queréis es concebir un bebé, deberéis aumentar los esfuerzos durante esos días. Ahora bien, si debéis hacerlo todos los días o uno si uno no, es un debate sobre el que los expertos no se ponen del todo de acuerdo.

Nuestro cuerpo sólo se abre al poder de la concepción durante la llamada “ventana fértil”. Esta bonita metáfora hace referencia al tiempo en el que podemos quedar embarazadas, que va desde las horas previas al momento en el que producimos un óvulo, puesto que los espermatozoides son capaces de vivir dentro del cuerpo de las mujeres durante unas 72 horas, y el tiempo que este tarda en desplazarse por las trompas hasta llegar al útero, unas 48 horas más. Cuantas más visitas de espermatozoides recibamos durante esos días, más posibilidades habrá de que alguno alcance el preciado óvulo.

Además de una cuestión básica de probabilidad, también están los argumentos que defienden y aseguran que eyacular con frecuencia mejora la calidad del semen, al menos en lo referente a movilidad de los espermatozoides y, sobre todo a la fragmentación de su ADN. Los ginecólogos que defienden este punto de vista, afirman que cuanto mayor es el periodo de abstinencia más evidentes son los daños en los espermatozoides.

Frecuencia SexualSin embargo, otros especialistas consideran que lo mejor es practicar sexo en días alternos durante los 5 o 6 días centrales del ciclo, puesto que de esta manera, también se abarcan todos los días en los que hay posibilidad de embarazo y se permite a los testículos que tengan más tiempo para producir un mejor volumen del esperma. Según estos expertos, los testículos tardan un tiempo en recuperarse, por lo que, un eyaculado muy seguido no favorece ni al volumen ni a la calidad de los espermatozoides. Así, según estos al espaciar un poco las relaciones sexuales nos sumaríamos a la máxima del “menos es más”.

Decidir tener un hijo es algo que, inevitablemente, modifica los hábitos sexuales de las parejas. Saber que hacer el amor sólo resulta efectivo para la concepción durante apenas cinco días, obliga a aquellos que quieran tener un hijo a ponerle especial atención a esos días. Sin caer en presiones estresantes, debemos ser conscientes de lo que supone que nuestro óvulo sólo esté disponible durante unas horas, para así buscar la mejor manera de maximizar los esfuerzos para que éste logre ser fecundado.